Prevención en los pies del diabético 

pie del diabético
Una de las partes del cuerpo en la que un diabético tiene que prestar especial atención son sus pies, ya que es una de las zonas donde su sensibilidad puede ser menor.
¿Cuáles son las pautas y medidas a seguir? Hoy nos hacemos eco de los consejos que nos encontramos en un folleto informativo en el que, como indicaba, Muntsa Queralt, enfermera educadora en diabetes, daba algunas pautas generales.

Ya lo dice el refrán, más vale prevenir que curar, y ésa debe ser nuestro primer objetivo: la prevención. Llevar un buen control de la diabetes, dejar de fumar y evitar lesiones en los pies, son los primeros pasos que se deben realizar para evitar el pie diabético.

El lavado diario de los pies con agua tibia y con un jabón pH 5. 5 es imprescindible. Es importante secar minuciosamente los pies, sin olvidar los espacios entre los dedos. Finalmente, aplicar crema hidratante para evitar las grietas en la piel.
Para el cuidado de las uñas no se utilizarán utensilios punzantes, es mejor limarlas con una lima de cartón y/o cortarlas con tijeras de punta redonda.

El diabético debe observar y examinar con frecuencia sus pies y acudir al especialista en caso de observar alguno de estos problemas: grietas en los talones o entre los dedos, uñeros o zonas enrojecidas, ampollas o pequeñas úlceras, callas o durezas, manchas en las uñas producidas por los hongos.

A la hora de vestir los pies, conviene tener en cuenta la elección de un calzado correcto para procurar que no provoquen complicaciones. Para ello recomendable comprar los zapatos a última hora de la tarde ya que el pie estará más hinchado y más distendido.. El zapato es aconsejable que sea de piel, muy respirable, flexible y blando. Debe ser ancho y no oprimir los dedos, sin demasiado tacón ni costuras internas que puedan rozar el pie.
El día que se estrena en los zapatos deben llevarse durante poco tiempo y a medida que se vaya adaptando a los pies, se podrá llevar durante más horas. Antes de calzar los zapatos, conviene revisar el interior para comprobar que no exista ningún elemento que pueda herirlos.
También se desestimarán medias y calcetines que compriman la circulación de las piernas, siendo preferibles calcetines de fibras naturales que permiten una mejor transpiración.
No andar nunca descalzo.




Deja tu comentario



www.000webhost.com