Esos Nutrientes necesarios para un cabello sano 



Nutrientes necesarios para un cabello sano 

La caída del pelo ha dejado de ser un problema prácticamente exclusivo de hombres y afecta cada vez más a las mujeres.
Entre los factores que influyen en la caída del pelo está la herencia, las hormonas y el envejecimiento. Otras causas que también la favorecen son la anemia, la mala circulación, enfermedades cutáneas, pérdida súbita de peso, fiebre alta, diabetes, enfermedades tiroideas, quimioterapia, estrés, cirugía... y una dieta inadecuada que presente deficiencias.
Según la medicina tradicional china, la caída del inusual del pelo, canas prematuras y cabello escaso guarda relación con una deficiencia en nuestra sangre, ya sea por no absorber los nutrientes necesarios o por algún sangrado que provoque pérdida de sangre. Enfermedades crónicas y sangre estancada son causas adicionales que impedirían la formación de sangre nueva de forma correcta. El pelo sería una extensión de la sangre y sería un reflejo de la salud de nuestro bazo, páncreas y riñones. Dietas de alto contenido graso y proteico crean una sangre ácida y perjudica los riñones.
cabello sano

Una alimentación adecuada, rica en alimentos naturales, puede proporcionar aquellos nutrientes necesarios para la buena salud del cabello.
Entre los alimentos más destacados tenemos las vitaminas, proteínas sulfuradas y los minerales.

Las vitaminas son indispensables para la fabricación de queratina. Entre ellas destacan la vitamina B, especialmente la 5 y la 6, ya que fortalecen el cabello.
La vitamina H o biotina ya que su carencia provoca descamaciones en el cuero cabelludo y caída del pelo.
Importante también es la vitamina C. ya que ayuda similar en hierro y favorece la acción del aminoácido cisteína.

Estas vitaminas se pueden encontrar en la levadura de cerveza, aguacate, almejas, nueces, germen de trigo, soja.

Entre las proteínas, los aminoácidos que más influyen en la salud del cabello son los que contienen azufre cisteína y metionina. La levadura de cerveza, ajos, cebollas, brécol, coles de Bruselas, yogur, avena, germen de trigo, huevos o carne son alimentos con alto contenido en cisteína. La metionina la encontramos en la levadura de cerveza, soja, queso, yogur, sésamo, lentejas, quinoa, carne y pescado.

Alimentos ricos en zinc: Además de sus propiedades antialopécicas, es antioxidante e interviene en la maduración de los órganos reproductores al aumentar la testosterona, hormona reproductiva masculina, por lo  que conlleva el normal crecimiento de una persona, evitando el enanismo. Una dieta baja en zinc puede ser la causa de que el pelo no crezca lo suficiente, se quede sin brillo y se vuelva quebradizo. Alimentos ricos en zinc son: el apio, las fresas, los espárragos, las borrajas, los higos, las patatas, los plátanos y las berenjenas.
    Alimentos ricos en cobre: Además de proteger el cabello, potencia el sistema inmunológico, es necesario para el crecimiento de los niños e interviene en la formación de la hemoglobina de la sangre.
En este mineral permite que nuestro cuerpo utilice la tirosina, aminoácido que influye en la pigmentación del pelo. Una buena fuente de este mineral la tenemos en los frutos secos como las avellanas, las nueces o en las legumbres y en la soja.
    Alimentos ricos en hierro: Esencial para evitar la caída del pelo. Para que sea asimilado se necesita cobre, cobalto, manganeso y vitamina C.
Entre los alimentos donde lo encontraríamos tendríamos: apio, espárrago, el maíz, las nueces, los guisantes, las espinacas, las endibias, las zanahorias y los pepinos, almejas, carne roja, yema de huevo, ostras, frutos secos.
    Alimentos ricos en sílice: tiene una acción antioxidante junto con la vitamina E . Muy útil para el tratamiento y prevención de caspa y neutralizar efectos de contaminación. Entre estos tendríamos: el arroz (debe comerse integral), tomates, cebollas, brócoli o el mango.
    Alimentos ricos en piridoxina: Entre estos tendríamos: el aguacate, el trigo, la avena y el maíz.
En yodo favorece el crecimiento del cabello. Se encuentra en algas, cebollas, mariscos, pescado y sal yodada.

El 70% los casos de caída de cabello se debe a una carencia de hierro y de calcio, sobre todo en mujeres en la época anterior a la menopausia. El calcio lo encontramos en lácteos, acelga, soja, legumbres secas, frutos secos, pescado y mariscos.
El estrés y la ansiedad provocan un espasmo de los vasos sanguíneos que nutren el bulbo de cabello, lo que acelera su caída. Será recomendable aumentar el consumo de magnesio que lo podemos encontrar en pescado azul, verdura de hojas verdes, lácteos, plátano, nueces, cacao. 
© Imagen: Designed by Freestockcenter / Freepik  

Deja tu comentario



www.000webhost.com