¿Cuánta energía ingerimos y necesitamos diariamente? 

Cuando se trata de perder peso, seguro que habremos escuchado que para conseguirlo debemos gastar más energía de la que ingerimos con la comida. Sin embargo, ¿sabemos cuánta energía necesitamos diariamente?
Hace un tiempo leíamos en una página:
El cuerpo humano requiere energía para todas las funciones corporales, incluyendo el trabajo físico, el mantenimiento de la temperatura corporal y el trabajo continuo del corazón y los pulmones.
En los niños la energía es esencial para el crecimiento. La energía también es necesaria para la fragmentación, reparación y formación de los tejidos. Estos son procesos metabólicos.

La tasa con la que se realizan estas funciones cuando el cuerpo se encuentra en reposo, es la tasa metabólica basal (TMB).

El término general para todos los procesos químicos que realizan las células del organismo se denomina «metabolismo». El más importante entre estos procesos es la oxidación (combustión o quema) del alimento, con lo que se consigue producción de energía

La física clásica enseña que la energía no se puede crear ni destruir. Aunque esta ley de la naturaleza no es totalmente correcta... , en la mayoría de los casos sí es cierta. Los tres macronutrientes de los alimentos - carbohidrato, proteína y grasa - suministran energía. La energía para el cuerpo proviene básicamente de los alimentos y, en ausencia de éstos, se obtiene por la fragmentación de los tejidos corporales
¿Y cuál es la energía que conseguimos por la descomposición de los nutrientes?
A través de un calorímetro se ha podido determinar la energía que se desprende mediante la combustión de los diferentes nutrientes.

Todas las formas de energía se pueden convertir en energía calórica. La energía de los alimentos también se puede medir y se expresa como energía calórica.
La unidad de medida que se usa es la caloría (Cal) o kilocaloría (kcal) que es 1 000 veces la pequeña caloría utilizada en física, pero esta medida se reemplaza cada vez más por el julio (J) o kilojulio (kj).

La kilocaloría se define como el calor necesario para elevar la temperatura de un litro (1 kg) de agua de 14,5° a 15,5°C. Mientras que la kilocaloría es una unidad de calor, el julio es en realidad una unidad de energía. El julio se define como la cantidad de energía necesaria para mover un peso de 1 kilogramo una distancia de 1 metro con 1 newton (N) de fuerza. En la nutrición se usa el kilojulio (1000 j).

El equivalente de una kcal es 4,184 kj.
Así pues, en la combustión, 1 g de hidrato de carbono puro o de proteína pura producen 4 kilocalorías, mientras que 1 g de grasa produce unas 9 kcal.
Los hidratos de carbono son el tipo de alimento más abundante en el mundo, mientras que las grasas son el combustible más concentrado y más fácil de almacenar.

Si el cuerpo agota sus reservas de grasas e hidratos de carbono, puede utilizar directamente las proteínas de la dieta o descomponer su propio tejido proteico para generar combustible. El alcohol es también una fuente de energía que produce 7 kilocalorías. Las células del cuerpo no pueden oxidar el alcohol, por lo que el hígado tiene que procesarlo para convertirlo en grasa, que luego se almacena en el mismo hígado o en el tejido adiposo.
¿Qué cantidad de energía necesitamos?
Las necesidades de energía de un ser humano dependen de varios factores. Los más importantes son:
Tamaño corporal. Una persona pequeña necesita menos energía que una grande.
Tasa metabólica basal. La TMB varía y puede verse afectada por factores como una enfermedad de la glándula tiroides.
Actividad. A mayor trabajo físico o recreación realizados, se requiere más energía.
Embarazo. Una mujer necesita energía adicional para el desarrollo del feto y para satisfacer su aumento de peso.
Lactancia. La madre lactante necesita energía adicional para producir la leche y para amamantar a su bebé.
Edad. Los bebés y los niños necesitan más energía que los adultos para su crecimiento y actividad. En las personas de edad, la necesidad de energía se reduce algunas veces debido a que existe una disminución de actividad y a que su TMB es generalmente menor.
Clima. En climas cálidos, es decir, en la mayoría de los trópicos y subtrópicos, se requiere una cantidad de energía menor que en los climas fríos para mantener la temperatura normal del cuerpo. 

© Imagen: Designed by Pressfoto / Freepik  

Deja tu comentario



www.000webhost.com