Efectos de la obesidad en la salud 

Cuando la mayoría de nosotros nos planteamos ponernos en dieta, lo hacemos básicamente por razones estéticas y en pocas ocasiones tenemos en cuenta en qué grado afecta a nuestra salud el exceso de peso.

Parece obvio que nuestras articulaciones son las primeras en sufrir un exceso de carga de peso. Pero, ¿sabríamos decir cuáles son los principales efectos del sobrepeso la salud?
pues estoy dando por la tarde con Esta pregunta nos la responde la doctora Ana Téllez en el libro publicado por LID Editorial BELLEZA, SIEMPRE CON SALUD.
Hasta hace unos años se consideraba que el mayor órgano secretor de hormonas era la pared de los vasos sanguíneos, el tejido endotelial. Sin embargo, hoy día se sabe que el mayor órgano secretor de hormonas es la grasa abdominal, que libera una hormona denominada leptina o lipoleptina, precisamente por provenir de la grasa que se acumula en el abdomen. Esta hormona tiene dos efectos nocivos: uno, resistencia a la insulina, lo que puede desencadenar diabetes; y otro, sobre el sistema cardiovascular, que puede provocar accidentes cardiovasculares.
Desde hace relativamente poco, también se ha descubierto una enzima, la aromatasa, que se segrega por la grasa abdominal y del hígado. El exceso de grasa hepática y abdominal produce un aumento de esta enzima, y cuando la aromatasa está alta, se produce un aumento de estrógenos (hormona femenina) en el hombre y de testosterona (hormona masculina) en la mujer. El efecto que causa es la redistribución de la grasa de forma femenina en el hombre (grasa en pecho) y de forma masculina en la mujer (abdomen hacia adelante y algún vello oscuro en cara). Cuando se conocen estos efectos, podemos poner remedio.
Por otro lado, cuando hay mucha grasa abdominal, y además el hígado no filtra bien porque está atascado de grasa, se da otra disfunción: no se produce de forma correcta el intercambio entre las hormonas tiroideas T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina).

El esqueleto está preparado para soportar un peso, y cuando se multiplica por dos o por tres, es lógico que se resienta. Es evidente que el sobrepeso daña las articulaciones. Desde luego, la que más sufre es la rodilla, donde puede dañarse el menisco, pero también los pies; aquí es muy típica una lesión denominada fascitis plantar. Se trata de una irritación de las fascias, de las membranas que recubren el hueso, provocada por una bursitis o inflamación de una especie de bolsa que se sitúa entre los huesos, los tendones y los músculos, lo que popularmente se conoce como espolón.
Los problemas de espalda son otra de las consecuencias del exceso de peso. Nuestro tronco está preparado para repartir su peso entre dos paredes, la abdominal y la dorsal. Solemos descuidar los músculos abdominales, y esto sucede en una parte importante de la población, porque aunque no tengan acúmulos de grasa suelen estar poco fortalecidos y todo el peso recae sobre la pared dorsal; por tanto, es la espalda la que sufre con el sobrepeso.



Deja tu comentario



www.000webhost.com